LA LIBRERÍA DEL SEÑOR LIVINGSTONE. Mónica Gutiérrez Artero

Hoy, 9 de Noviembre, se cumple el 8º Blog-Aniversario de “Letras Parlanchinas” y puesto que esta bitácora digital se centra sobre todo en las reseñas literarias, quiero celebrar esta fecha tan especial con un post dedicado a “La librería del señor Livingstone”, de la escritora Mónica Gutiérrez Artero, una novela que, ya os avanzo, resulta todo un homenaje a los amantes de los libros y los templos de la lectura, es decir, las libreríasLa librería del señor Livingstone Blog LP
Os puedo asegurar que si la Bruja Blanca de Narnia me tentara con la posibilidad de vivir entre las páginas de “La librería del señor Livingstone” caería irremediablemente bajo sus garras y me convertiría, como el pobre Edmund al aceptar las delicias turcas, en un instrumento de sus pérfidos planes. Sin llegar a los extremos de poner en peligro la existencia de Narnia lo cierto es que esta novela me ha despertado unas ganas locas de trabajar en una librería. Sí, lo sé: el trabajo en una librería, por muy amante de los libros que seas, no deja de ser un trabajo donde al final de mes tienes que enfrentarte a la temible contabilidad para comprobar si puedes seguir viviendo de tu pasión o estás al borde del precipicio, como ya nos mostró Petra Hartlieb en “Mi maravillosa librería”. Pero nada impide soñar y Mónica Gutiérrez Artero ha creado, con “La librería del señor Livingstone”, un SUEÑO con mayúsculas donde refugiarse cuando la realidad resulta un tanto sombría. No en vano, la autora se define como escritora de literatura “feelgood”, un género que la propia protagonista de la novela, Agnes Martí, explica así:
“Historias en las que apenas ocurre nada extraordinario, cuyos protagonistas no son grandes héroes. Historias en las que la felicidad se mide en pequeños momentos y se halla en los gestos más cotidianos…” (Pag. 126, Cap.9)

Mundo de ensueño Blog LP
Belenworld

En esta historia nos encontramos con Agnes Martí, una joven arqueóloga española que, ante la precariedad laboral, no tiene más remedio que hacer las maletas y marchar a Londres a ver si con un poco de suerte algún museo valora su experiencia en excavaciones egipcias. La tierra de Shakespeare no parece muy receptiva a sus dotes de arqueóloga, sin embargo, un paseo sin rumbo por el barrio del Temple la lleva, en una tarde lluviosa, a las puertas de una encantadora librería llamada “Moonlight Books” regentada por el cáustico señor Livingstone, un librero que ha colgado un anuncio de “Se necesita ayudante” y que, al descubrir a la joven Agnes empapada y como un «hada descalza» en el umbral de su librería, “siente” que ya ha encontrado a la persona que andaba buscando.

Agnes se siente cautivada por Moonlight Books desde el primer instante y ve la librería como su tabla de salvación en su aventura londinense así que acepta el empleo, sin dudarlo, aunque en su interior siga latiendo el sueño de trabajar como arqueóloga. Bajo la tutela del señor Livingstone, Agnes va aprendiendo el oficio de librera y se adentra en el maravilloso territorio de la Literatura pero el misterioso robo de un valioso manuscrito del señor Livingstone la coloca como sospechosa principal y su permanencia en Moonlight Books y, sobre todo, las amistades que ha forjado en ella se ven, de pronto, amenazadas.El rincón de los románticos Blog LP
Todo lector que se asome a Moonlight Books no podrá evitar sentirse atrapado por la magia de esta encantadora librería de barrio. ¿Cómo no sentirse fascinado por la cúpula de cristal del segundo piso a través de la cual se puede disfrutar de las estrellas en una noche sin nubes? ¿Y cómo ignorar el encanto de la escalera de caracol de hierro, forjada con intrincados motivos vegetales, que une las dos plantas de la librería? Por no hablar de la hora del té en el “Rincón de los Románticos”, un ritual establecido por el señor Livingstone junto a la zona dedicada a Walter Scott, Lord Byron, Goethe y otros “apasionados” literatos.
Todos estos detalles me cautivaron tanto como a Agnes y me recordaron el viaje que hice a Londres hace unos años, un viaje que, gracias a esta novela (o por culpa de ella), volvería a repetir con mucho gusto porque siempre hay lugares que se te quedan en el tintero. En mi caso, un futuro viaje a Londres tendría que incluir la estación de tren de Saint Pancras y el Leadenhall Market (ambos de estilo victoriano), el salón de té de Fortnum and Mason con su elegante decoración y sus deliciosas meriendas y, por supuesto, el Museo Británico que, en manos de Mónica Gutiérrez Artero, se convierte en un escenario inolvidable.
Pasión por Tolkien Blog LPLa novela es un homenaje a la Literatura y desde las primeras páginas asoman Dickens, Jane Austen, Shakespeare y otros grandes de las letras inglesas así como guiños a los mismos: uno de los personajes se llama Oliver Twist y la eterna prometida del Señor Livingstone, Sioban, es una editora enamorada de la obra de Tolkien. Las referencias a «Peter Pan» y «Alicia en el País de las Maravillas» son como el sendero de baldosas amarillas por donde transcurre la novela y la alusión a autores como Georgette Heyer o Gerald Durrell y a personajes como Harry Potter o Sherlock Holmes se convirtió, para mí, en una divertida “caza del tesoro” aguardando a la siguiente referencia literaria que hallaría a la vuelta de página.
Pero no sólo se habla de libros sino también de cine y ahí se mencionan figuras de la talla de Audrey Hepburn o Cary Grant lo que me lleva a destacar uno de los aspectos que más me han gustado de la novela: su fino sentido del humor y la ironía que llega a sus cotas más elevadas en los diálogos entre el señor Livingstone y su novia Sioban y que me recordaron a las estocadas verbales, brillantes e ingeniosas, de las comedias norteamericanas de Cary Grant y Katherine Hepburn. Las cosas dulces de la vida Blog LP
Creo que Mónica Gutiérrez Artero ha encontrado la fórmula mágica para que las palabras, pilares de toda historia, dibujen una sonrisa en el lector y le hagan participar del relato como si fueran los propios personajes: unas gotas de humor, cariño por los pequeños detalles (un paseo bajo la nieve, un aromático té en una delicada taza de porcelana, un fuego crepitante en la chimenea del típico pub inglés…) y un mensaje de esperanza que nos anima a contemplar la vida desde un ángulo más luminoso.
Porque la realidad, en ocasiones, se nos hace cuesta arriba y hay que aprender a conducir por carreteras secundarias que nos brinden un trayecto más amable, historias como “La librería del señor Livingstone” son el mapa que nos muestra los mejores atajos a la felicidad cotidiana.

La belleza de los detalles Blog LP
Belenworld

“El mundo era gris y solo si se aprendía a mirar se volvía uno capaz de percibir algún retazo de colores brillantes. Había empezado a comprender que la felicidad surge de los brotes más pequeños e inesperados. Y se preguntó si era posible que todas las cosas buenas de la vida cupieran en una librería” (pag 112. Cap 8).
Durante estos ocho años Letras Parlanchinas también ha sido un “mapa” de interesantes rutas literarias y espero que, al viajar por ellas, hayáis conocido la emoción, aventura, misterio y solaz de la mano de inolvidables personajes. Compartir estas “rutas” con vosotr@s es un placer y puesto que el señor Livingstone nos recuerda las palabras del escritor francés Marcel Prévost: “El hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino de un alma”, me reafirmo en esa declaración de intenciones para seguir acompañándoos en esa búsqueda afortunada de valiosas historias…
Os deseo felices lecturas y que nunca os quedéis faltos de buenos libros. Yo, por mi parte, voy a celebrar el 8º Blog-Aniversario de Letras Parlanchinas quedándome un rato más en Moonlight Books con el señor Livingstone, “el único habitante del planeta empadronado en la Luna a tiempo completo”, y Agnes Martí, “el hada descalza”

Anuncio publicitario

2 comentarios en “LA LIBRERÍA DEL SEÑOR LIVINGSTONE. Mónica Gutiérrez Artero

    1. ¡Cuánto me alegro que te haya gustado la reseña, Mónica! Leí tu respuesta en «Serendipia» y ahora descubro, con gran ilusión, que también me has contestado aquí en mi blog. Aprecio mucho tus palabras y, desde luego, tienes razón: estamos en las fechas ideales para visitar Moonlight Books. De hecho, si fuese «real», encargaría allí todos los libros que quiero regalar estas Navidades, ja, ja.
      Un abrazo muy fuerte 🙂

      Me gusta

He leído y acepto la política de privacidad

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.