UN GATO CALLEJERO LLAMADO BOB

Que los perros son los mejores amigos del hombre parece estar fuera de discusión. ¿Y qué hay de los gatos?. Si yo dijera que los gatos son los “ángeles de la guarda” de los humanos seguramente diríais que estoy exagerando. Posiblemente. Pero en el caso de James Bowen esta descabellada afirmación se aproximaría bastante a la realidad ya que el felino pelirrojo que se cruzó en su camino, allá por el 2007, transformó su vida como sólo un “ángel” gatuno podría lograr.
La historia real del músico callejero James Bowen y su gato anaranjado Bob me cautivó desde el principio y creo poder afirmar que no he sido la única que se ha quedado prendada con este relato sobre segundas oportunidades pues “Un gato callejero llamado Bob” se ha convertido, en muy poco tiempo, en bestseller… perdón, “catseller”, como reza en la portada.
Es el propio James Bowen quien nos cuenta su historia revelándonos cómo su infancia caótica e inestable, seguida de una serie de decisiones erróneas y malas compañías, le llevaron al mundo de las drogas y a la vida marginal en las calles. La sinceridad y humildad tan admirables con las que Bowen relata los pormenores de su existencia, sin entrar en detalles morbosos, logran la complicidad y la comprensión del lector que, ya en las primeras páginas, se sumerge en el Londres de 2007 para ser testigo de su arduo proceso de rehabilitación de las drogas, su incipiente vida en un piso tutelado y unas perspectivas “laborales” reducidas a tocar la guitarra en las calles.Bob cat
Bowen empieza a ver la luz al final del túnel pero sigue encontrándose, de alguna manera, perdido y sin rumbo. Así debía sentirse también el gato anaranjado y maltrecho que apareció un día, de repente, en el edificio de apartamentos donde vivía el músico callejero. Ni que decir tiene que la atracción entre ambos es inmediata y, tras asegurarse de que el gato no pertenece a nadie de los alrededores, Bowen lo acoge en su casa temporalmente, le cura las heridas y se resigna a que un día, no muy lejano, el felino se marche tan misteriosamente como ha llegado. Los gatos son así: misteriosos e imprevisibles. No vale la pena encariñarse con él y aunque en su fuero interno desea quedárselo, sabe que no puede ofrecerle una existencia digna…
Pero Bob, al que llama así en homenaje a un personaje de “Twin Peaks”, no se marcha…
Un profundo vínculo ha empezado a forjarse entre el joven y el gato, un vínculo que tiene algo de maravilloso, como si ya se conocieran de mucho antes…
“Sin embargo, era extraño. A pesar de que sabía que era un gato callejero y podía marcharse en cualquier momento, en mi interior tenía una sensación profundamente arraigada de que él estaba en mi vida para quedarse”. (Capítulo 5 “Un gato callejero llamado Bob”)
Bowen le da a Bob un hogar, un hogar muy precario, así como comida y el cariño de un fiel protector y amigo. Pero Bob le regala mucho más, convirtiéndose en el catalizador de su transformación en un hombre nuevo al darle al músico “sin rumbo” un motivo para levantarse y seguir adelante, una razón para emprender un camino diferente bien lejos de las drogas y las malas compañías. En definitiva, le brinda la oportunidad de convertirse en mejor persona y reconciliarse con su pasado.
Poco a poco, pero con determinación, este joven va saliendo de los infiernos y, como si de la “Divina Comedia” se tratara, la sutil influencia de su Virgilio “gatuno” le va guiando hacia lugares más luminosos, los umbrales de su nueva vida, una vida, por cierto, no exenta de obstáculos pues Bowen todavía tendrá que hacer frente a las maledicencias y “zancadillas” de ciertos personajes. Afortunadamente, su determinación de cambiar de vida así como la ayuda y las muestras de cariño que tanto Bob como él recibirán de numerosas personas, harán de este dúo “con perspectivas iniciales poco favorables” todo un ejemplo de superación, coraje y esperanza.
Si aún os preguntáis qué misteriosa atracción ejerce este gato pelirrojo para que todos quieran hacerse fotos con él, traerle comida o tejerle bufanditas para el frío os recomiendo la lectura de este libro esperando que su mensaje optimista sobre el poder de la amistad os reconforte y sirva de inspiración.
Y si os quedáis con ganas de saber más de este equipo de campeones los encontraréis en las páginas de la segunda novela publicada recientemente: “El mundo según Bob”, así como en numerosos vídeos de YouTube de los cuales os dejo el enlace a uno de ellos para que conozcáis al felino pelirrojo que ha conquistado el corazón de tanta gente. https://www.youtube.com/watch?v=xdYTaoftSgk

Anuncios

7 comentarios en “UN GATO CALLEJERO LLAMADO BOB

    1. Pues mira, Jorge, tengo que reconocer que yo no vi “Twin Peaks” porque me pilló siendo pequeña y la verdad es que ver la cabeza de Laura Palmer en los anuncios me disuadió de ver la serie, ja, ja, aunque fue uno de los éxitos de la época, así que no te puedo decir quién era “Bob” pero el propio Bowen dice en el libro que era un personaje malvado, una especie de “Dr. Jekyll y Mr Hyde” que tan pronto estaba normal como de repente se volvía loco. Y le puso ese nombre al gato porque éste también tenía un humor muy variable: lo mismo estaba muy cariñoso que se ponía a correr desaforado y a arañar lo que se le pusiera por delante.
      Me alegro que te haya gustado la historia y que hayas disfrutado con el vídeo. ¡Un saludo!

      Me gusta

  1. Con Bob ya he entendido porqué los gatos tienen más de 7 vidas…y es que alguna de ellas yo creo que la ceden para dar una segunda oportunidad a personas que por muchas circunstancias han metido la “pata” hasta el fondo y les es difícil salir del atolladero… Me ha gustado mucho la versión gatuna de Virgilio, muy ingeniosa !!! Ojalá haya muchos Bob por ahí 😉

    Me gusta

    1. Hola Marga, pues vas a tener razón en tu teoría de “las 7 vidas”, ya que tienen tantas al menos que alguna sirva para ayudar a los humanos, los que nos creemos tan listos y luego mira, a veces los animales tienen más sentido común. Me alegra mucho que te haya gustado la reseña, la verdad es que es un libro que recomiendo a todo el mundo porque es muy hermoso el mensaje que contiene. A mí los gatos en general me parecían bastante ariscos pero con el paso del tiempo he descubierto a algunos ejemplares que son realmente cariñosos y afables, ya es hora de quitarles esa etiqueta de salvajes, ja, ja… aunque también gusta su carácter travieso… ¡siempre que no te rompa las medias!. Por cierto que tú también eres amiga de los gatos a juzgar por las ilustraciones que has hecho de ellos en tu blog, asi que no me extraña que te gustara el libro. Un saludo 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s